¿Es mejor tener un hijo y después casarse?

0
694
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Photo 1461150540146 5ab817ad5a13Scarlett Johansson, Mila Kunis,… tener niños antes de casarse no es sólo una moda entre las celebrities: hasta un 43% de los niños nacen fuera del matrimonio en nuestro país, según los últimos datos de la OCDE. Hasta un 277% más respecto a los niños nacidos en 1995.

Sí, nuestra mentalidad ha evolucionado y tener hijos antes de casarse ya no está tan mal visto. Es más: muchas parejas lo consideran como un paso previo a formalizar su relación y no podemos evitar preguntarnos por qué y si realmente es mejor tener niños antes de casarse.

Algunos lo tienen claro: hace falta valor para firmar un papel delante de un funcionario que formalice legalmente vuestra relación, pero nada comparado con el compromiso que exige criar a un niño juntos, cuando hay que decidir quién es el valiente que se levanta a las cuatro de la mañana a cambiarle el pañal o quién limpia los restos de puré de todo el salón (que vuestro pequeño ha confundido con una sala de paint-ball).

Photo 1427243713560 583403bf9987

Además, ya no nos enfrentamos al rechazo o el escarnio público. Por ejemplo, un estudio del año 2010 realizado por el Pew Research Center en Estados Unidos llegó a la conclusión de que para el ochenta por ciento de la población una pareja con niños es una familia, independientemente de que esté casada o no (y hasta un 63% pensaba lo mismo de parejas gay y lesbianas con niños).

Y otro estudio realizado por la British Social Attitudes llegó a la conclusión de que una amplia mayoría de la sociedad (hasta dos tercios) no ve ninguna diferencia entre vivir en pareja y estar casados.

En resumen: menos prejuicios y más libertad y flexibilidad para adaptarse a las expectativas individuales de cada uno son algunas de las razones por las que muchas parejas se lanzan a la paternidad sin papeles de por medio. Pero hay otras razones de peso por las que además piensan que es mejor tener un niño primero y casarse después.

1) Les ayuda a valorar si la relación es sólida

No estás arriesgando nada en esa unión matrimonial porque ya sabes que la relación funciona y que hay una mecánica, una rutina y un proyecto de futuro juntos. Muchas parejas toman esta decisión más tarde porque buscan consolidar algo que ya es totalmente seguro. Cuentan con el beneficio de que saben lo que quieren y cómo lo quieren.

Hands 437968 960 720

Ante la pregunta de si casarse después de tener un niño es menos arriesgado que hacerlo antes nuestra colaboradora, la psicóloga Ana Cantarero, nos comenta que hoy en día “por supuesto, convivir durante un tiempo antes de formalizar legalmente la relación o ser padres durante esos años (asumiendo y superando el cambio que la paternidad y maternidad supone para la pareja) puede servirnos de experiencia (no de garantía) para valorar si la relación es sólida y tiene proyección de futuro».

Pero también nos aclara que «casarse no debería conllevar ningún riesgo con independencia de si eres madre o padre o pretendes serlo alguna vez. Casarse debería ser una decisión tomada y pensada por la pareja y porque ambos miembros lo desean realmente o lo necesitan para formalizar su compromiso romántico-emocional»

2) Son más libres a la hora de tomar la decisión

Ya no existe esa presión social para casarse si hay niños de por medio y al desaparecer esa obligación o sentir que tienen que hacerlo por el bien de los niños, las parejas toman la decisión libremente y con más ganas. Se hace porque se quiere y cuando se quiere, con plena libertad.

People 1031189 960 720

Tener un niño no es una razón para casarse ni es una razón de peso hoy en día para hacerlo. Para Ana Cantarero «los tres ingredientes son importantes para que la relación funcione y ser padre y madre no debería suplir ese amor que sientes por tu compañero/a. Y por amor entiendo también compañerismo, sexo, complicidad, comprensión…»

Está claro que la maternidad/paternidad ocupa una posición elevada en el diagrama que conforma una relación, «especialmente cuando los niños son pequeños«, apunta nuestra colaboradora, pero no una razón para firmar un documento legal.

3) Pueden compartir con sus hijos un momento familiar importante

Para muchas parejas, casarse después de tener niños también significa involucrar a sus hijos en la relación, hacerles partícipes y protagonistas de su historia de amor. No obstante, celebrar una boda ya no tiene el mismo significado que hace años, ya no es un pasaporte a la vida adulta o algo definitivo. Es considerada como un sinónimo de una fiesta más que un compromiso a largo plazo.

Estar presentes en la boda de los padres para nuestra colaboradora Ana Cantarero siempre es positivo, “pero ojo: si sus padres se han casado antes de que naciera o no se han casado tampoco resultaría negativo para la estabilidad emocional del niño.”

Photo 1466547785201 9c6106aea1af

¿Ayuda a los niños estar presentes en esos momentos? “Compartir con nuestros hijos los momentos felices familiares y de pareja les ayuda a sentirse seguros e integrados en ese nido familiar y además, es un paso más para que de adultos busquen esa felicidad que han experimentado de niños. Pero no solo hablo de que asistan a la boda de sus padres, también es importante que sean partícipes de otros acontecimientos importantes como la llegada de un hermano, la búsqueda de una nueva casa o salir a celebrar el nuevo trabajo de mamá o papá”, comenta nuestra colaboradora.

Pero también muchas parejas deciden casarse por el bien de sus hijos. Para darles un respaldo a la hora de enfrentarse a preguntas incómodas, todavía presentes en determinados círculos sociales.

Pero, ojo, tener un hijo antes de casarse tampoco es el nexo definitivo de unión

Según un estudio realizado por Stephen McKay de Universidad de Lincoln (Reino Unido) por Stephen McKay y Harry Benson, de la Marriage Foundation, tener un hijo antes de pasar por el registro incrementa las probabilidades de que el matrimonio termine en divorcio hasta en un 70%.

Los datos de la investigación determinaron que solo el 24% de las parejas que esperaron a casarse para tener un hijo se separaron frente al 56% que primero tuvo un bebé y luego se casó.

La conclusión a la que llegaban ambos investigadores es que formar un hogar exige un compromiso verdadero en la pareja, pero tener un hijo no debe ser la razón para mantener la relación.

La pregunta que no podemos evitar hacer es si el matrimonio produce la estabilidad de por sí. Según McKay es complicado responder a esta pregunta porque por un lado, una boda es una declaración pública ante nuestra familia y amigos de compromiso y, por lo tanto, cuando hay problemas en la relación también hay más apoyo por parte de los que nos rodean. Además, según este investigador, cuando llegan los hijos antes que la boda, la pareja se concentra más en su rol de padres y menos en el rol de pareja, lo que a la larga puede ser un lastre para la relación.

80124274

“Para que una relación de pareja funcione debe haber un compromiso de unión basado en la felicidad, amor, comprensión, estabilidad y todas esas variables que te aporta tu compañero de vida, con independencia de si tienes hijos o no o si has pasado por el altar/juzgado o no.”, nos comenta Ana Cantarero.

“Y además, mantener esa relación supone un trabajo colaborativo por ambos miembros y continuo. Ser padres puede y suele reforzar ese vínculo, siempre que los vínculos de la pareja sean sólidos dispongan de estrategias para superar todos esos cambios que suponen las nuevas responsabilidades», añade.

En su opinión, si los cimientos no son estables la relación podría tambalearse con la llegada de los niños, de la misma manera que si una pareja se mantiene unida por el vínculo que les une a sus hijos es probable que cuando estos vuelen del nido sufran una crisis importante. «Un ejemplo serían algunos casos de divorcios a una avanzada edad cuando sus hijos se independizan o tras la jubilación.”

Y, por último, un matrimonio involucra un contrato, algo mucho más complicado de romper o cambiar que una relación de pareja sin papeles oficiales. Convivir sin papeles es cada vez una opción más elegida entre las parejas, pero también más fácil de romper.

Ig Tre

Fotos| Unsplash.com

En Trendencias|Las 23 cosas que jamás pensé que aprendería de mis hijos

También te recomendamos


Las 23 cosas que jamás pensé que aprendería de mis hijos


Querrás volver a ser niño (o tener uno) para poder disfrutar de unos columpios como estos


13 combinaciones muy golosas con helado para improvisar un postre


La noticia

¿Es mejor tener un hijo y después casarse?

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Rebeca Rus

.



Source: trendencias

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.