COMIENDO CON B A LA MODA EN SU CASA DE LOS SUEÑOS

0
152
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Aviso importante a las lectoras: este post está escrito con el corazón, se recomienda leer hasta el final y prepararse una tazá de té. No es que el resto de mis post no estén escritos con sentimiento (que lo están, y mucho), sólo que el post es bastante especial. Mientras lo escribo en el Ave, estoy escuchando “Fantastic Shine” de Love of Lesbian, una de mis canciones favoritas y que junto a Los Planetas y otros artistas, me recuerdan mucho a Belén y a Nacho (no todo va a ser Coldplay ☺) 
Como ya os conté en mi IG Stories, la semana pasada tuve el privilegio de comer con una gran amiga a la que todos conocéis de sobra, Belén de B a la moda en su ya famosa #casadelossueñosbalamoda. Fue un momento muy especial, de esos que marcan: como la misma Belén definía en su foto de Instagram aquí, es como si nos hubiéramos juntado dos amigas del cole y nos hubiéramos puesto al día de todo sin que hubiera pasado el tiempo. 
Hoy hace justo una semana de este maravilloso momento, momento que tiene una fecha en el calendario porque me recargó las pilas e hizo que una gran sonrisa me acompañara todavía a día de hoy y que ha hecho que cosas menos bonitas de la vida que en estos momentos estamos viviendo con mi familia, las afronte con mucha más energía. 
Belén y yo ya somos veteranas en este mundo de la blogosfera. Comenzamos con el blog hace ya muchos años (7 u 8 sin mal no recuerdo) cuando todavía ni teníamos ni Twitter, ni Facebook y mucho menos Instagram… – “¿Insta qué?” – hubiéramos dicho ambas… En aquél entonces no sabíamos que era un influencer ni muchas otras cosas que hemos ido aprendiendo sobre la marcha, con mucho trabajo detrás del que no se ve, mucha prueba y error, pero sobre todo, mucha ilusión. En aquél entonces, las bloggers, todavía llevaban medias jijiji. El otro día recordábamos cómo juntas nos creamos Snapchat, realmente no fue hace tanto, el suficiente para que haya sido desbancado por IG Stories y el fantasmita blanco sobre fondo amarillo haya quedado en el olvido… Ella dice que fuimos abriendo camino y directamente esa frase me recordó a la típica pregunta que les hacían hace tiempo a las primeras TOP Models en Corazón Corazón, cuando contestaban que tenían que llegar generaciones futuras para darle más sentido a la profesión jejeje… Pues eso, que Belén y yo hemos dado paso a todas esas Instagrammers pibonas que invaden la red y que son guapísimas, monísimas y tienen esos cuerpazos de impresión… ¡cómo nos llegamos a reír el otro día comentando estas anécdotas y otras! 

Con Belén he vivido muchos momentos y muy diferentes. Sí que es cierto que no siempre nos hemos visto lo que hemos querido, pues al final vivimos en ciudades distintas y las dos siempre hemos llevado un ritmo de vida y de to dos – cómo diría ella – bastante cañero, sin embargo, siempre que hemos estado juntas entre nosotras ha habido algo especial, una conexión que hace que el tiempo se esfume y podamos estar horas y horas hablando, tenemos “carrete” para rato. 
Aquéllas Jornadas de Blogs de Moda (cuando todavía no se hacían jornadas de ese tipo), esas charlas en Urbil arreglando el mundo, trabajando y escuchando la canción de One Direction “Story of my life” en bucle (lo recordaré siempre Belén jajaja), diferentes eventos en los que nos apoyábamos mutuamente ya no sólo ayudándonos a hacernos las fotos (parte muy importante por cierto jejeje), sino comentando situaciones de nuestra profesión que nos ayudaran a entender lo que a veces parecía incomprensible, siempre desde un punto de vista sensato y siempre dándonos nuestra opinión más sincera (algo de agradecer en este mundo), ese evento tirando las botas al aire como si estuviéramos locas de atar mientras Nacho nos hacía fotos o aquéllas jornadas de moda en Alicante y la “noche loca” que vivimos bailando sin parar, ¿lo recuerdas Belén? (Espero hacerte reír mucho cuando leas esto!) 
Estos son sólo algunos de los momentos vividos profesionalmente, aunque personalmente ha habido otros como aquélla cena los cuatro con Nacho y Yago juntos en Nueva York. Este momento fue tan surrealista que lo recuerdo con mucha ilusión. Creo mucho en las señales y en el destino, y que el nombre de nuestros maridos empezase por las letras de la ciudad donde se conocieron, NY (Nacho&Yago), es otro de esos signos que para mí tienen significado. Además, tengo foto de ese momento pero vamos a mantener la identidad de Nacho en privado… jejeje. Otro que me hizo mucha ilusión fueron aquellos San Fermines en el que quedamos o alguna otra tarde en la anterior casa de B a la moda con Mr. Trendy jugando con los chiquis a tope (Yago se derretía con Mia que nos daba mucho juego) y merendando bizcocho, o aquella comida juntas en Zaragoza, una vez más, arreglando el mundo… 
He intentado plasmarlos en este collage de fotos que tenéis aquí arriba. Como veis, son muchos momentos los vividos juntas y espero que queden muchísimos más.
Con Belén tenemos una forma parecida de ver la vida y tenemos muchas cosas en común, obviad el 4-0 en cuanto al incremento de la natalidad y demografía,  jejeje. Ahora en serio, creo que tenemos muchas similitudes que nos caracterizan. 
Aparte de creer en las señales de la vida, somos personas optimistas, intentamos sacar el lado bueno de la cosas y siempre creemos que todo pasa por algo. También me atrevería a decir que somos personas sensatas, o al menos eso es lo que yo siento cuando nos juntamos. Somos vitalistas, alegres y las dos en este mundo vamos un poco a lo nuestro, eso no quiere decir que no socialicemos ni interactuemos, ni mucho menos, sólo que intentamos enfocar nuestras energías dando importancia a lo que realmente lo merece y  a intentar tener una vida mejor, nos gusta vivir en nuestro mundo independientemente de lo que haga el resto o lo que deje de hacer. 
Todavía recuerdo cuando comentábamos por whatsapp la búsqueda de nuestra casa ideal. Tengo grabado en la retina el momento en el que nada más encontrar nuestra casa de los sueños, le escribí un whatsapp esperanzador diciéndole que lo bueno se hacía esperar y que después de muchos años de búsqueda, unas señales muy claras nos habían llegado a nuestro nuevo hogar. Yo sabía que el suyo no tardaría en llegar y creo que al mes y medio aproximadamente, su casa de los sueños ya era toda una realidad… 
Nuestras #casasdelossueños dieron mucho juego en nuestro encuentro, si bien es cierto que ahora son un motor muy importante en nuestras vidas y, aunque a la nuestra todavía le queda un poquito, la casa de la B a la moda family ya es una casa llena de luz y de color, como ellos. Muy variada, muy bonita y muy alegre, fiel reflejo de esta preciosa familia. 
Disfruté muchísimo mientras acompañadas por el pequeño Max (no sabéis lo bonito que es, más de lo que os podáis imaginar), íbamos viendo las diferentes estancias, todas tan bonitas, diferentes y especiales, llenas de magia, la misma que tiene Belén. Es curioso como en cada una de ellas íbamos comentando temas de obra, de materiales, de pros y contras que nos habíamos encontrado en el camino… ¡este año ambas hemos hecho un máster avanzando en decoración e interiorismo!

Belén no sólo ha hecho este máster, me atrevería a decir que ha aprobado con matrícula de honor la asignatura “VIDA”. En cuanto me abrió la puerta me encontré a la Belén de siempre. Guapa, muy muy guapa y radiante (¡mucho!). Enérgica y vital, sonriente y activa, optimista y alegre. Esa es la Belén que me recibió y fue lo que realmente más agradecí, verla bien, ver cómo aunque en estos meses han habido momentos no tan buenos, su fortaleza, su energía y sus ganas de todo, la han hecho una vez más, comerse el mundo. 

Belén es una persona excelente, con un objetivo muy claro en la vida que se resume a lo más importante: ser feliz. Como yo digo muchas veces, es una “persona disfrutona”, de esas a las que le gusta vivir al máximo cada faceta de su vida. Sí que la vi tranquila, sosegada, más calmada, con otro talante. Sé que ahora su vida sigue otros ritmos, pero todos igual de interesantes e ilusionantes. A veces saber frenar a tiempo, puede convertirse en una gran virtud. 
En nuestra charla durante la comida hablamos de prioridades, de la vida, de parar el ritmo, de reflexionar, de lo que realmente merece la pena, de trabajo… y os aseguro, que este encuentro, fue de esas cosas que a uno le llenan de energía. Teníamos el móvil lejos (ni falta que hacía, sólo lo cogí en el postre para enseñaros con quién estaba), nos bastaba con nuestra propia conversación (no callábamos), mientras degustábamos el delicioso menú #Balamoda. 
Como sé que os gustaría saber qué comimos aquí va… Las dos somos de buen comer – se nota que somos del Norte – y veo que mi Belencica no ha perdido ni pizca de apetito: 
1. Cogollos con aguacate y bonito. 
2. Unos garbanzos que estaban de quitar el hipo, madre mía que ricos… 
3. Salmón guisado, buenísimo también… 
4. Unos kilitos de fresas jajaja

La anécdota con el postre fue muy graciosa. Si vuelvo a leer que alguien le dice a B que no come fruta, le muerdo… Con la excusa de hacernos la foto tomando el postre y, ya sabéis cómo somos las bloggers que no nos vale con una foto (sino tenemos unas 20 del mismo momento no estamos contentas), nos terminamos todo el bol de fresas que tenían preparado… Y venga a echar fresas en el bol. Y venga otra foto. Y venga ahora comiendo. Y venga ahora te echo más. Y venga ahora nos miramos. Y venga otra ración. Y así en bucle… 
Yo ya tengo encargado un palet de fresas para cuando venga la #Balamodafamily a vernos jajaja. 
Aquí la secuencia de fotos para que veas lo que os digo 🙂

Es increíble como algo tan sencillo como comer con una amiga especial te puede cargar de energía y te puede hacer emocionar… Una vez más me doy cuenta que la magia de la vida reside en eso, en estos pequeños momentos que dan sentido a nuestros días. Gracias Belén una vez más por todo, por estar, por escuchar, por sentir la vida de esa manera tan bonita y transmitirlo a quienes te rodeamos, por tener tan buena vibra y sobre todo, por ser como eres, especial, sin más. Gracias por hacer que este mundo sea un poquito mejor y por estar ayudando en estos momentos a tantas mujeres que están pasando por una situación similar a la tuya. Gracias por hacer ser más conscientes a otras a las que los médicos nos aterran, pero nos damos cuenta de que hay que estar alerta ☺ 
El mundo necesita más gente como Nacho y como tú para que ayudéis a otros a coger “las riendas de su vida” (Ya tú sabes jejeje) 
Gracias también a nuestros blogs, esos que un día hicieron que pudiéramos cruzarnos en el camino y compartir alegrías, ilusiones y otros momentos no tan buenos pero que forman parte de este juego que es la aventura de la vida. Lo que ha unido la blogosfera… ¡que no lo separe nadie! 
Y aquí os dejo el Get the look de hoy, con el look de Belén y el mío.
¡Espero que os guste!
A trendy life: Abrigo / Colgante / Jeans / Jersey / Zapatillas
B a lamoda: Blusa / Jeans / Zapatos


Source: ATrendyLife

COMIENDO CON B A LA MODA EN SU CASA DE LOS SUEÑOS
Valora este post
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.